No cierres las puertas al amor

 

 

No cierres las puertas del amor por una historia que no funcionó

Por derrotas y decepciones no vale la pena cerrar la puerta a todas las oportunidades que se nos presenten para volver a sentir amor.
Debemos manejar las cosas con cuidado, pero jamás negarnos a volver a amar, a confiar de nuevo, a ser feliz. No todas las historias terminan con un final feliz, no eres la única persona en toda la tierra que ha sido lastimada.

Miles de personas en estos momentos se encuentran compartiendo una vida con personas que jamás fueron hechas a la medida, con personas que no le pertenecen. Yo aún creo en la idea de que existe esa persona que fue hecha para cada uno de nosotros, solo es cuestión de esperar y saber identificarla. No por un amor que no funcionó es pretexto para cerrar con candado la puerta del corazón, para no permitir que nadie vuelva entrar en él, ni tampoco es un pretexto para darle la entrada a cualquiera para descubrir si de verdad esa persona es la indicada.
Espera la persona que pueda llenarte como persona, que pueda encargarse de tu felicidad sin recibir nada a cambios. Esa persona que pueda cumplir todos tus sueños y que sea capaz de permanecer a tu lado a pesar de todo y de todos.

Esa persona a la que has esperado por tanto tiempo y si intentaste con la persona incorrecta, no te preocupes, porque recuerda que los errores son para aprender y mejor agradécele por enseñarte a valorar tu amor, a valorar tu tiempo, tus detalles y no dárselos de nuevo a cualquiera, sino esperar por la persona correcta. Para de nuevo volver a creer en el amor